viernes, 29 de agosto de 2008

Diversificación!




He notado que he estado hablando demasiado de Hollywood últimamente, así que pensé aumentar un poco la paleta de opciones que ustedes pueden ver aquí, para hablar un poco sobre otras opciones de origen en el cine. Hoy recordé una película alemana, que vi en el cable antes de mi mudanza a España. Tengo pendiente entonces ahora hablar de peliculas de origen europeo.

La Película "Das Boot" (Alemania, 1981), traducida literalmente "El Submarino" basada en el libro del mismo nombre escrita por Lothar Bucheim, trata sobre una tripulación alemana, iniciando la acción en 1941 en medio de la Segunda Guerra Mundial. Ya para ese entonces Alemania estaba conciente la dificultad de dominar los cielos en la Batalla de Inglaterra, y la única oportunidad de someter a Inglaterra era bloquearla por el mar, para poder pasar a una eventual invasión.

El Capitán de la nave (Jurgen Prochnow), ya anciano por las experiencias en el mar, aunque no ha pasado los 40 años recibe a un nuevo teniente (Herbert Grönemeyer), que narrara la historia, a la vez que su función en la nave es crear un documental de los "Lobos Grises" los escuadrones de submarinos del Tercer Reich. En el mundo del mar, se evidencia un proceso de pérdida de la humanidad de cada uno de los marinos conforme se adaptan a las condiciones del mar. Viviendo en condiciones infrahumanas, expuestos a la muerte y casi todo el tiempo ciegos a lo que sucede en el exterior de la nave, cada uno de ellos comienza a cambiar, de distintas maneras... unos enloquecen, unos se suicidan, otros desean morir. El único que se mantiene igual es el capitán, padre adoptivo de todos a bordo. La moral cada vez se derrumba mas con la progresión del viaje. Los mensajes de casa son cada vez menos optimistas, y las ordenes recibidas de la base son cada vez mas peligrosas, bordeando el suicidio. "El Submarino" es una película que muestra las ideas de muchos alemanes que vivieron la guerra y la sobrevivieron.

El cuestionamiento de las ordenes superiores siempre han sido una constante del cine bélico, después de todo, los soldados siguen siendo humanos, y es una de las maneras básicas del cine para evaluar los méritos y las consecuencias de la guerra. Quizás paralela con las autocriticas del cine de Hollywood sobre la Guerra de Vietnam y las atrocidades cometidas por todos los bandos involucrados (Platoon, y Born to Kill son dos buenos ejemplos) esta película alemana muestra la concepción de gente corriente ante la revelación de los horrores de la guerra, y su participación directa o indirecta en ella.

1 comentario:

Leonore dijo...

Hey Nosotros la tenemos!!!
Es lo amximo!!

Se desarroya todo en el mismo hueco, y te mantiene muy atento!

Casi lloro al final...