miércoles, 9 de julio de 2008

Libertad, para Siempre!



"Vi Veri Veniversum Vivus Vici" -
"Por el poder de la verdad, yo, mientras viví, he conquistado el universo"
Atribuido a Goethe, de su obra Fausto

V es el protagonista de la película "V de Venganza" cuya imagen esta basada en la persona de Guy Fawkes, que intento destruir el parlamento ingles en 1605, para evitar la persecución de las minorías católicas por los protestantes. Fue capturado, torturado para que delatara a sus cómplices y ahorcado. A pesar de que se han discutido sus "nobles intenciones", la principal razón la influencia de los españoles en la conspiración para derrocar el gobierno de Jaime I y la cámaras del parlamento. El personaje pronto se convirtió en un icono cultural, inclusive siendo llamado en muchos grupos de corte político, como el "único hombre que ha entrado en el parlamento con intenciones honestas"

En esta historia, V es un terrorista anárquico que destruye la Suprema Corte "El Old Bailey", y luego aparece el día siguiente en un espectaular secuestro de la televisora BBC declarando: "si quiere buscar al culpable de esta situación, solo tiene que mirarse en el espejo... sé por que lo hicieron, ustedes tenían miedo. Quien no lo tendría, guerras, plagas y hambre... ... en su miedo recurrieron al canciller, que les prometió paz y orden a cambio de su obediencia silente". Promete estar el próximo 5 de Noviembre en frente del Parlamento para darles "un 5 que nunca sera olvidado"

El gobierno intenta controlar la situación, mientras V asesina a miembros del gobierno, sin aparente conexión. Los actos de V son moralmente ambiguos, esta acabando con gente que nunca podría ser juzgada? juez, jurado y verdugo? Se muestra un lado interesante del personaje al revelarse su historia. Era un prisionero político, probablemente usado para pruebas medicas por su afiliación política, su raza o su credo. V esta vengándose, pero no de lo que le hicieron, sino de una prisionera que estuvo en su celda antes que el.

V inicia una reacción en el pueblo que el gobierno no puede detener, un movimiento que finalmente hará que Inglaterra nunca sea igual. El parlamento es una idea, así como es una idea el hecho de destruirlo... en el momento y en el lugar indicado, una idea, puede cambiar el mundo.

A pesar de que el cómic presenta una figura mas fiel a la idea de un personaje anárquico versus a el cuasi superheroe en el film, ambos medios, en mi opinión son dignos de ver.

La pregunta que les dejo hoy a usted, lector, la hace el autor del material original; el Cómic con el mismo nombre de los años 80. Esta este hombre loco? o es quizás el mas cuerdo de todos? Que piensa usted, el fin justifica los medios? No quiero decirle a la gente como pensar, solo quiero que la gente piense y considere todos estos elementos extremos, que son recurrentes en la historia humana.

1 comentario:

acayala dijo...

Pues si no le importa que opine, le opinaré.
"Anarquía es la ausencia de Gobierno, no la ausencia de Orden". Es dicha más o menos de memoria, pero bien cierto es que se trata de la frase, más importante del cómic, y en la que verdaderamente se sustenta la fábula de Alan Moore.
La película, empieza con buenas expectativas, pero a mi entender las mata al final. Cierto es que para una película con interés de Blockbuster comercial, resulta muy valiente el plantear ciertos tintes políticos y resulta también alentador ver una película comercial en estos días que muestre un interés ideológico. Pero precisamente por eso puedo decir que me desilusionó, el final de la película, esa exatación de la "Democracia", que a mi entender sería muy valiente si viviesemos en un mundo dictatorial de extrama derecha (puesto que esa es la dictadura que se plantea en la película, pese a sus aciertos al estilo del Gran Hermano), pero curiosamente, viviemos en un mundo globalizado donde en mayor o menor medida somos paises Democratas (sean democracias más o menos honradas, pero oficilamente lo son). Así que me parece cobarde exigir una democracia al final de la pelicula, y un venderse a la peor parte de los ideales yanquis. Pero si la película hubiese sido al igual que el libro, una mayor aproximación al Anarquismo (teoría política, sobre la que hay tanto desconocimiento y que cuando se habla de ella, todo el mundo se muestra experto afirmando, Anarquía es el caos... o Es una utopía), me habría parecido una propuesta de cine mucho más valiente e interesante. Vamos, que me pareció que el discurso final, terminaba resultandome cobarde y repetitivo por la exaltación de los valores de siempre.
Por cierto, me ha gustado mucho tú crítica, y por eso me he currado esta respuesta. :-)