martes, 30 de septiembre de 2008

Cuanto vale una vida?



Les hago a ustedes esa pregunta... quizás hoy me he despertado con una vena filosófica un poco mas hinchada. Quizás por el hecho de tener mucho que pensar en estos días, sin mucho que hacer sino labores y escritos.

Nuestra película de hoy, hace la misma pregunta. Cuanto vale una vida? Particularmente, la del soldado raso James T. Ryan. Aparentemente bastante. Lo suficiente como para enviar a todo un escuadrón del ejercito a buscarlo, en medio de la invasión a Normandía, durante la II Guerra Mundial.

Me adelanto una vez mas. Disculpe usted, es mi defecto. aparte de subir mucho la voz cuando me emociono, pero eso no viene al caso. El Capitán Miller (Tom Hanks) ha estado en todos los escenarios de la segunda guerra mundial, y esta a cargo de todo un grupo de desembarco en Normandía. La acción inicia en el día D donde podemos ver como se desata el infierno al caer la rampa de desembarco. A pesar de todo, Miller es capaz de guiar a sus hombres a través de la playa y logra tomar una base para el desembarco de la fuerza principal. A la vez se ha realizado una gran operación de paracaidistas mas allá de la linea costera, para asegurar las posiciones mas allá de la costa. Precisamente en esa operación esta un soldado mas de esta historia, uno entre miles. James T. Ryan (Matt Damon) solo piensa en cumplir su deber y sobrevivir la guerra, para encontrarse con sus hermanos.

Menos suerte han tenido ellos. Los cuatro han sido muertos en combate. Una oficinista encargada de redactar las conocidas cartas de pésame a las familias de los soldados se da cuenta de la tragedia (una entre millones) y por medio de la cadena de mando, logra crear un rayo de esperanza para la familia Ryan. Se va a casa, justo después de ser lanzado a Europa.

A Miller le han confiado esta misión. Junto con un pelotón, debe pasar las borrosas lineas de combate para sacar a Ryan de Europa, entregarle su boleto a casa. La encomienda es un poco confusa... Arriesgar a 8 personas para sacar a una, que quizás ya este muerta? Las objeciones de los soldados no se hacen esperar, mientras que atraviesan batallas, trincheras y nidos de ametralladora. Vamos perdiendo soldados en el grupo, pero la misión continua, a pesar de todo. A Miller se le hace cada vez mas difícil que los soldados cumplan sus ordenes, la moral esta baja y el peloton estalla al encontrar a Ryan, en un pequeño pueblo defendiendo el ultimo puente intacto hasta Paris, vital para la liberación de Francia.

Al conocer la noticia Ryan se niega a irse. Alega que en la guerra ha conseguido muchos mas hermanos, los únicos que le quedan, un vinculo que se crea al luchar, sufrir y morir juntos. Se pregunta que me hace especial, porque yo debo irme? Miller cede y se compromete a defender el pueblo ante el ataque inminente, pero con Ryan a la espalda. "Por dios que si sacas la cabeza al fuego te disparo yo mismo" le advierte.

Queda en Ryan merecerse el sacrificio del escuadrón, si sobrevive la guerra. Merece su vida todo el sacrificio empleado para salvarla?

Quisiera dejarles un mensaje, luego de hablar un poco de esta película. Quizás todos deberíamos pensar lo valiosas que son nuestras vidas. Pensar un poco en los sacrificios que han hecho tantas personas por la nuestra. Quizás no habrán muerto por nosotros como sucedió con Ryan, pero creo que debemos valorar todos los esfuerzos que han hecho tantos por nosotros.

2 comentarios:

Leonore dijo...

Hablando de vidas, quisira leer tus comentarios sobre la pelicula¨"extraños"... sabes? La de las mascaritas terrorificas esas....

Saludos.
L. Green

Manuel dijo...

La verdad no la he visto todavia, pero estara pendiente en mi lista de hacer!